• Accidente de autobús $5,000,000.00

    Un estudiante de 12 años de edad que viajaba en un autobús de la...

    Más Información »
  • Zona de Construcción $2,000,000.00

    Un trabajador que estuvo envuelto en un accidente de un edificio...

    Más Información »
  • Caida de un Elevador $1,400,000.00

    Accidente como resultado de la caída de un elevador en un...

    Más Información »
  • Accidente de Bus Escolar $1,400,000.00

    Un accidente de un bus escolar en el Bronx ocasionado por...

    Más Información »
Leandros A. Vrionedes, Attorneys at Law

Agente de dueño de vivienda fue hallado responsable por lesiones recibidas en el lugar de trabajo

En un caso reciente ante el Segundo Departamento de la División de Apelaciones de Nueva York, un trabajador de construcción lesionado podrá continuar con una demanda por las lesiones sufridas tras una caída en un lugar de trabajo ubicado en una propiedad residencial unifamiliar. Este caso es un ejemplo de una rara excepción a la regla de que los propietarios privados de viviendas no son responsables civiles bajo la Ley de Andamios de Nueva York o la ley de Lugar de Trabajo Seguro.

La reciente decisión fue emitida en el caso titulado Abdou vs. Rampaul. El demandante, Aly Abou Abdou, había sido contratado por su empleador para completar trabajos en la casa de Kathleen y Mervyn Rampaul. Mervyn había firmado el contrato con el empleador de Abdou, pese a que Kathleen figuraba como dueña de la casa. Durante todo el proyecto de renovación, Mervyn había estado muy involucrado en el trabajo, visitando el lugar todos los días, inspeccionando el progreso de Abdou y entregando los materiales. De hecho, Abdou afirmó en una deposición que su jefe le había dicho que siga las instrucciones de Mervyn y que este último le había proporcionado el andamio (que terminaría fallando) y el cinturón de seguridad para que Abdou lo utilice en el trabajo.

Abdou resultó herido al caer desde el andamio y presentó una demanda contra Kathleen y Mervyn Rampaul bajo las leyes laborales §§ 240(1) y 241(6), entre otros. Los Rampauls presentaron una moción para desestimar estas demandas, argumentando que Kathleen estaba exenta de toda responsabilidad bajo estas leyes debido a la excepción del dueño de la vivienda. El tribunal estuvo de acuerdo y desestimó las demandas de Abdou, y Abdou apeló. La División de Apelaciones determinó que Abdou tenía, de hecho, derecho a las prestaciones y reinstauró sus demandas.

Dos de las más sólidas protecciones legales de Nueva York para los obreros de construcción es la Ley Laboral §§ 240(1), también conocida como la ley de andamios, y 241(6), también conocida como la ley de “Lugar de trabajo seguro”. Como regla general, estas leyes no darán lugar a asignar la responsabilidad para los dueños de casas de una o dos familias, salvo que el dueño de la casa o un agente del propietario hayan dirigido el trabajo de la víctima lesionada. En su opinión, la División de Apelaciones escribió: “la exención del dueño de casa se promulgó para proteger a los dueños de viviendas de una y dos familias que no están en condiciones de realizar, entender y asegurarse contra las responsabilidades de la responsabilidad objetiva impuestas por la ley laboral §§ 240(1) y 241(6).” En otras palabras, los propietarios por lo general no son responsables por este tipo de lesiones porque usualmente no son responsables de crear las condiciones inseguras.

La excepción para los dueños de casas, sin embargo, no exime a los agentes del propietario o al contratista general de la responsabilidad civil por crear condiciones de trabajo inseguras. La División de Apelaciones escribió que alguien que tiene “control de supervisión y autoridad sobre el trabajo realizado en donde se lesione un demandante” será considerado un agente. En este caso, Kathleen era la única dueña de la casa y no había participado en el proyecto de construcción de forma diaria. La División de Apelaciones llegó a la conclusión de que el Tribunal había estado en lo correcto al desestimar las demandas presentadas en su contra. Sin embargo, la División de Apelaciones señaló que Mervyn de hecho tenía la autoridad para supervisar y controlar el trabajo de la víctima del accidente en el sitio de trabajo, funcionando como un agente de Kathleen, haciéndolo adecuado para ser el demandado. La División de Apelaciones resolvió que las demandas bajo §§ 240(1) y 241(6) podían proceder contra Mervyn.

Si ha sido lesionado en el trabajo en Nueva York y necesita ayuda legal especializada para conseguir el dinero que usted merece por sus demandas, póngase en contacto con el experto y eficaz abogado especializado en lesiones en establecimientos de Manhattan, Leandros A. Vrionedes, para obtener una consulta sobre su caso, en Manhattan 212-889-9362, o en Queens al 718-777-5895.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

*
*

El bufete de Leandros A. Vrionedes, P.C. le sirve a individuos con reclamos relacionados a accidentes de auto, accidentes en bicicleta, mala práctica médica, accidentes por caídas y resbalones, accidentes por tropiezos y caídas, accidentes de elevadores, mordidas de perro, corrosión tóxica, lesiones cerebrales, accidentes de la construcción y otros accidentes en el lugar de trabajo, mercancía defectuosa, homicidio involuntario, responsabilidad civil locativa y municipal, las que incluye violaciones a los derechos civiles, brutalidad y mala conducta policial, y accidentes en buses y trenes subterráneos. El bufete tiene oficinas en la Ciudad de Nueva York y ofrece servicios a clientes en Brooklyn, Manhattan, Bronx, Queens, Staten Island, Long Island, Westchester y a través de todo Nueva York.

Aviso (de exoneración contractual): La invitación a contactar nuestro bufete no crea una relación abogado-cliente. Leandros A. Vrionedes, P.C. respeta su privacidad en la red y no compartirá su nombre e información personal con otras compañías sin su consentimiento.

Publicidad Legal

© 2018 - 2019 Leandros A. Vrionedes, P.C. All rights reserved.